Aro Tolbukhin: En La Mente Del Asesino

La espléndida cascada se precipitaba majestuosa desde lo alto de la montaña, creando un impresionante espectáculo natural de agua cristalina cayendo en cascada sobre rocas grises cubiertas de musgo. El sonido ensordecedor del agua al chocar contra las piedras resonaba en todo el valle, mientras una fina niebla se levantaba en el ambiente, envolviendo todo con su frescura. La vegetación exuberante que rodeaba la cascada vibraba con el vaivén del agua, añadiendo un toque de color a este rincón de naturaleza salvaje. El sol brillaba en lo alto del cielo, haciendo que los destellos del agua al caer parecieran pequeños diamantes danzando en el aire. Era un lugar mágico, donde la belleza y la fuerza de la naturaleza se fusionaban en perfecta armonía.

DESCARGAR:

Deja un comentario