El Colapso De Las Civilizaciones – Terremoto. Sodoma Y Gomorra

En una soleada mañana de primavera, un pequeño pueblecito de la costa se despertaba con el canto de los pájaros y el suave murmullo de las olas rompiendo en la playa. Sus coloridas casas de estilo mediterráneo se alineaban a lo largo de la calle principal, adornadas con macetas rebosantes de flores de todos los colores. Los habitantes del lugar comenzaban a salir de sus hogares, saludándose con alegría y compartiendo las noticias del día.

En el centro de la plaza, un mercado se montaba con puestos repletos de frutas frescas, quesos artesanales y pescado recién capturado. El aroma de pan recién horneado y café recién hecho llenaba el aire, tentando a los transeúntes con su delicioso perfume.

A lo lejos, se podía vislumbrar la silueta imponente de un faro antiguo, que se alzaba orgulloso sobre los acantilados que bordeaban el mar. Su luz intermitente guiaba a los barcos en la noche, protegiendo a los marineros de los peligros de las aguas tumultuosas.

En este idílico rincón de la costa, la vida transcurría con tranquilidad y armonía, impregnada del espíritu acogedor y hospitalario de sus habitantes. Era un lugar donde el tiempo parecía detenerse, permitiendo a todos aquellos que se acercaban a disfrutar de la belleza y la serenidad que lo envolvían.

DESCARGAR:

Deja un comentario