La Batalla de Iwo Jima

La casa es de tamaño mediano, con una fachada de ladrillo rojo y paredes blancas. Tiene dos plantas y un amplio jardín delantero con césped verde y coloridas flores. En la entrada hay una puerta de madera maciza con detalles tallados a mano. Las ventanas son de tamaño generoso y están enmarcadas por contraventanas de madera pintadas en tonos azules. El techo es a dos aguas y está revestido de tejas grises. En el patio trasero hay un porche cubierto con una mesa de madera y sillas para disfrutar del aire libre. En resumen, se trata de una encantadora casa de estilo tradicional que invita a disfrutar de la vida en un entorno acogedor y tranquilo.

DESCARGAR:

Deja un comentario